Cuerpo – Emoción – Mente

Una vez que se conocen las técnicas principales y se han practicado durante algún tiempo, estamos preparados para empezar a profundizar en nosotros mismos.

Ya reconocemos el estado de presencia, pero nos cuesta permanecer ahí y lo perdemos fácilmente con cualquier evento o pensamiento.

Por ello es necesario hacer un trabajo específico sobre cada una de las áreas fundamentales del ser humano.

Nuestro principal problema radica en la desconexión cuerpo-emoción-mente. Es como si en lugar de una persona fuésemos tres: el cuerpo nos da una información (cerebro instintivo), la emoción tiene su propia dinámica (cerebro emocional) y nuestra mente nos ofrece una visión completamente distinta (cerebro racional).

La meditación, a través del despertar de nuestra conciencia,  nos conduce a la unidad, a la integración de esos tres aspectos de nuestra vida para que funcionen como un engranaje en cooperación y coherencia.

Por ello los tres módulos de la formación de profundización nos acercan al trabajo del cuerpo, la emoción y la mente respectivamente.

A través de ejercicios individuales y en grupo, técnicas de meditación, sesiones teóricas y ejercicios  semanales para realizar en casa… iremos aprendiendo a relacionarnos mejor con cada una de esas áreas para que podamos identificar su funcionamiento y aprender a gestionarlas.

Cada módulo  consta de:

  • Sesiones presenciales
  • Sesiones on-line con ejercicios para realizar durante y después del curso presencial
  • Seguimiento personalizado

Nivel 2. Cuerpo

El problema fundamental de vivir en el pensamiento es la desconexión que se produce del cuerpo. Vivimos de cara a satisfacer nuestras expectativas mentales, pero pocas veces nos paramos a sentir nuestras verdaderas necesidades corporales.

Nuestro organismo tiene su propia inteligencia desarrollada a través de miles de años de evolución, con mecanismos instintivos profundamente arraigados. Para vivir en armonía, necesitamos reconectar con esa información y aprender gestionarla en condiciones óptimas.

El objetivo del curso es:

  • Proporcionar ejercicios y herramientas para volver a habitar nuestro cuerpo
  • Favorecer la escucha de nuestras sensaciones corporales
  • Distinguir los instintos de las adicciones
  • Reconocer los instintos básicos de supervivencia
  • Comprender la información que nos ofrece nuestro cuerpo y de esa manera aprender a regular nuestros horarios, alimentación y otros hábitos en sintonía con nuestra naturaleza.
  • Favorecer la inteligencia innata del organismo
  • Gestionar mejor nuestra conexión con lo material

En definitiva:

  • Reconectar con nuestro cuerpo, conocer sus mecanismos, biorritmos y necesidades de modo que podamos crear un estilo de vida coherente con nuestra naturaleza.

Curso de 24 horas lectivas en dos formatos:
semanal y de fin de semana

Incluye seguimiento on-line y asesoramiento personalizado.
Coste: 250€

SEMANAL:

12 semanas de formación en clases de dos horas

Nuevo curso en octubre de 2018.

SÁBADOS:

4 sábados en 4 meses. De 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00.

Nuevo curso en octubre 2018

Nivel 3. Emoción.

Las emociones son fundamentales para nuestra supervivencia y son de, algún modo, la sal de la vida, pero una falta de gestión adecuada puede llevarnos al sufrimiento y a la enfermedad.

Normalmente aprendemos el patrón de gestión emocional de nuestros padres que en la mayoría de los casos es deficiente: las reprimimos, las volcamos en otras personas, nos quedamos atascados en ellas, las somatizamos…

Cuando empezamos a profundizar en la meditación descubrimos que podemos llevar nuestra atención a las sensaciones que nos producen las emociones y ello nos otorga la posibilidad de darles una salida creativa saludable tanto para nosotros mismos como para los que nos rodean.

Del mismo modo, las consciencia sobre las emociones nos permitirá profundizar aún más en el estado de presencia.

El objetivo de este módulo es:

  • Aprender a reconocer nuestras emociones
  • Desarrollar herramientas particulares para aprender a gestionarlas en la vida cotidiana
  • Descubrir mis patrones emocionales heredados
  • Descubrir mis mecanismos de defensa, protección o evasión emocional.
  • Aprender a desarrollar un lenguaje emocional más asertivo.
  • Aprender a aceptar y superar los momentos complicados de la vida: duelos, traumas, enfermedad, muerte…

En definitiva:

  • A través de la meditación aprender a disfrutar  de todas las emociones y darles la salida más adecuada según el momento.

El curso consta de 30 horas distribuidas en 5 meses.

Próximos cursos:  octubre 2.018

Nivel 4. Mente-Espíritu.

Cuando hemos asentado el estado de presencia durante los estallidos emocionales estaremos preparados para dar un paso más: adentrarnos en el trabajo del condicionamiento mental para poder desarrollar el aspecto más espiritual.

Desde mi punto de vista la espiritualidad es innata a la persona, pero es necesario desarrollarla, de lo contrario queda oscurecida por el condicionamiento mental del individuo.

Arrastramos un condicionamiento muy profundo que, según el propio Buda, es el origen del sufrimiento. Nos guste o no, el ego o condicionamiento es parte de la experiencia humana, es una estructura necesaria desarrollada como estrategia de supervivencia. Por ello nuestro propósito no es liberarnos del ego, sino aprender a convivir con él, darle su espacio para poder salir del sufrimiento y disfrutar nuestra vida desde un punto de vista más libre y desapegado.

El objetivo de este módulo es:

  • Fomentar el desarrollo del aspecto espiritual de la persona desde su propia experiencia, al margen de cualquier creencia, ideología o religión
  • Profundizar en la observación del condicionamiento mental
  • Descubrir mis patrones de condicionamiento
  • Detectar la estructura de mi ego y los mecanismos por los que se manifiesta
  • Aprender a gestionar mi ego
  • Reconocer las estructuras del ego de los demás y aprender a interactuar con ellas

En definitiva:

  • Entrenar el estado de presencia y permanecer en él en cualquier circunstancia de nuestra vida