Instructor de Meditación Mindfulness

Un buen instructor de meditación no es aquel que tiene mucha información, ha hecho muchos cursos o conoce muchas técnicas sino que debe haber realizado en sí el estado de presencia y haberlo entrenado el suficiente tiempo como para poder “resonarlo” a sus alumnos.

Los profesores transmiten información, pero sobretodo, contagian “el estado de presencia”.

Igualmente el profesor debe tener una trayectoria personal de autoconocimiento para poder guiar después a sus alumnos en los obstáculos que encuentren en el camino.

Por ello, para formarse como profesor de meditación en nuestra escuela el alumno deberá haber realizado los módulos de meditación 1; meditación 2: cuerpo; meditación 3: emoción; meditación 4: mente-espíritu.

Sólo en ese momento estará preparado para acceder al módulo de instructores.

Este módulo, aunque se realiza en grupo, tendrá un seguimiento individual en el que nos aseguraremos de que cada alumno haya completado su propio proceso.

Además se ofrecerá la parte pedagógica-teórica que les ayude a impartir y crear sus propios cursos.

Los objetivos del módulo son:

  • Trabajar individualmente con cada alumno sobre su propio proceso para asegurarnos de que ha asimilado todo lo aprendido en la formación.
  • Comprender los aspectos fundamentales de la transmisión de las herramientas de meditación
  • Hacer un recorrido teórico de toda la formación para sistematizar todas las herramientas aprendidas
  • Aprender a transmitir
  • Poder crear tus propios cursos: desarrollar un método y un temario.
  • Enfocar la enseñanza de meditación como salida laboral

Para realizar el nivel de instructores el alumno necesita haber completado la formación de los cuatro niveles anteriores.